Uso didáctico de los cuestionarios


Para conocer mejor las diversas posibilidades que tienen los cuestionarios para la acción tutorial, te ofrecemos a continuación una serie de sugerencias con respecto a las diversas posibilidades de aplicaciones y usos de los foros, riesgos inconvenientes y precauciones y finalmente, trucos y consejos.

Aplicaciones y usos del cuestionario


  • Realización de pruebas de autoevaluación y heteroevaluación
  • Más información en Moodle docs: usos didácticos de los cuestionarios

Riesgos, inconvenientes y precauciones


  • La herramienta de Studium para la elaboración de las preguntas es potente pero compleja. Crear cada pregunta lleva bastante tiempo.
  • Incorporar demasiadas preguntas en una única página puede hacer que la sesión expire antes de que el estudiante haya concluido el cuestionario y se podrían perder las respuestas.
  • Realizar cuestionarios como pruebas de evaluación presencial con los estudiantes en un aula informática es arriesgado: caídas de red o ralentización del funcionamiento por accesos concurrentes a la base de datos, cuellos de botella, fallos en el suministro eléctrico u otros imprevistos pueden producir efectos indeseados. Además, actividades sensibles como cuestionarios de Studium no están previstas para un uso presencial, sincrónico y masivo. La Universidad Virtual no se hace responsable de los fallos que se pudieran producir como consecuencia de este uso no previsto para Studium.

Trucos y consejos


  • Los cuestionarios pueden ser una herramienta magnífica de autoevaluación. Ofrecer pruebas con preguntas aleatorias después de cada tema y permitir varios intentos a los estudiantes permitirá que estos se “enfrenten” a los contenidos y midan su nivel de conocimiento sin la presión de saberse evaluados y, por tanto, se manifestarán dispuestos a realizar todas las autoevaluaciones posibles para mejorar su preparación.
  • Ofrecer cuestionarios cortos. Los cuestionarios largos (sobre todo si las preguntas se presentan en una única página) pueden hacer que se produzcan fallos en el envío de las respuestas. Además, es fácil sacar tiempo para un cuestionario breve, pero si requiere más de 30 minutos es menos probable que el estudiante se anime a hacerlo si no es estrictamente obligatorio.
  • Si los cuestionarios tienen que ser necesariamente largos, limitar el número de preguntas por página.
  • Si se dispone de una gran cantidad de preguntas en formato texto (.txt. doc. .odt…), puede ser interesante “formatear” estas preguntas como GIFT (existen plantillas para Word, Excel y Open Office) o AIKEN. De este modo podrá importarse a Studium una gran cantidad de preguntas sin tener que crearlas una a una.
  • Para construir una gran batería de preguntas se puede solicitar la colaboración de los estudiantes en la redacción e inserción de las preguntas en el sistema. Aprender a crear buenas preguntas es tanto o más útil que aprender a resolverlas, fomenta el trabajo colaborativo y el docente puede reconocer este trabajo a efectos de evaluación, a la vez que da un impulso a la construcción de un gran banco de datos de preguntas.
  • Si es imprescindible utilizar Studium para hacer exámenes con cuestionarios presenciales:
o No se debe utilizar el reloj de control de tiempo. Puede dar problemas y el tiempo puede controlarse manualmente.
o Es recomendable disponer de una versión “manual” del examen: versión impresa o en pdf, pantallazos…

Contenidos sujetos a una licencia Creative Commons